¿Qué te favorece?

Cada mujer es diferente, cada cuerpo es diferente y a cada una nos favorecen unas prendas. Muchas veces nos fijamos en prendas que nos encantan, sin pensar si encajarán con nuestra figura. Esto es un error, es mejor llevar un vestido que nos siente bien a uno que sea precioso pero que no nos favorezca nada.

Saber elegir prendas que favorezcan a tu físico, será la clave para que tus estilismos sean lo más. Eligiendo bien podremos disimular o resaltar nuestro cuerpo y vernos mucho más guapa, si te interesa, sigue leyendo porque te vamos a dar unas cuantas claves.

¿Que me pongo si soy muy blanca? ¿o muy alta? Isabel Mascagni, diseñadora de moda de Albacete nos trae unos trucos para que la ropa nos quede como un guante.

  1. Forma del cuerpo:
    Tu silueta es casi lo más importante a la hora de vestir. Hay tres tipos de figuras: triángulo, rectángulo o reloj de arena a grandes rasgos. Si tu cuerpo tiene figura triangular, huye de las cosas muy cortas, y utiliza en la parte de arriba colores y estampados llamativos. Si tu silueta encaja en la clasificación de reloj de arena, aprovecha tus curvas y resáltalas con prendas ajustadas. Por el contrario, si tu cuerpo es recto y poco definido los cinturones y los vestidos con la cintura definida serán tus grandes aliados.
  2. Altura:
    Si eres muy alta, lleva prendas largas, las cortas alargarán aún más tu figura. Por el contrario, si eres bajita utiliza prendas cortas, tanto en la parte de arriba como en la de abajo.
  3. Tono de piel:
    Combinar el color de tu rostro con el de tu estilismo te sacará mucho más partido. Si tienes la piel clara, el negro o el blanco roto son tus colores, si tienes un tono intermedio el rojo o el azul serán tus fieles aliados, mientras que si tu piel es morena los fucsias y verdes son tus colores.
  4. Color de ojos:
    ¿Nunca lo habías pensado verdad? ¡Pues sí! El color de ojos influye mucho en la combinación de colores de nuestras prendas, intenta vestir con tonos que combinen con tus ojos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *